Ir al contenido



Foto

Historia de un puente

historias cuentos software

  • Por favor identifícate para responder
3 respuestas en este tema

#1 Azidrain

Azidrain

    Member

  • Miembros
  • PipPip
  • 18 mensajes

Escrito 02 agosto 2015 - 04:48

Hubo alguna vez una pequeña ciudad. Sin ser muy grande tenía sin embargo mucho movimiento ya que la mayoria de sus habitantes se dedicaban al comercio y poco a poco había ido creciendo de ser un pequeño pueblo a ser una de las ciudades más importantes de su región.

 

En esta ciudad había un alcalde, que era conocido por todos y que tenía ya bastantes años en el cargo pues ya habia pasado mucho tiempo sin que se hicieran elecciones pues los habitantes estaban conformes (más no contentos) con el estado de las cosas y no deseaban complicarse la vida con ese tipo de cosas.

 

Un día, por la ciudad pasó un eminente ingeniero civil. El alcalde al enterarse de la visita recordó que en la ciudad había un pequeño río sobre el que habían construido un puente de madera ya hacía un buen tiempo y que seguramente podía renovarse con la ayuda del ingeniero. Así que lo mandó a buscar y lo convenció para que le construyera un gran puente de acero que fuera lo suficientemente fuerte para permitirle a la ciudad crecer aún más.

 

Así que el ingeniero comenzó la construcción, como le habían pedido que el puente se construyera exactamente donde se encontraba el antiguo pero sin interrumpir nunca el tránsito por éste, empezó por desmantelar algunas partes y remplazarlas por las nuevas. Y así poco a poco fue avanzando. Al poco tiempo el alcalde visitó la obra y le dijo preocupado al ingeniero: "Veo que no se ha avanzado mucho en estas semanas que ya lleva" a lo que el ingeniero respondió "Se tiene que realizar el cálculo de la estructura, los planos, la cimentación y su calculo y muchas otras cosas antes de que podamos empezar a levantar las estructuras principales" . El alcalde un poco inquieto le espetó: "Pues no importa que tenga que hacer,nos urge que se termine cuanto antes el puente así que espero que en la próxima visita ya tengamos algo más".

 

El ingeniero un poco preocupado se dio cuenta de que no era buena idea dejar de lado planos y demás para ir construyendo al vuelo pues más tarde podría haber problemas, sin embargo se dio cuenta que a él no le afectaría mucho pues al final ya tenía planeado como realizaría todo, así que hizo a un lado los papeles y se dio a la tarea de terminar el puente. 

 

Y así las obras continuaron día y noche a 3 turnos por lo que el puente de acero comenzó a tomar forma hasta que en unos cuantos meses quedo terminado. Era la admiración de todos los habitantes, y la envidia de las ciudades vecinas. Ahora no solo se podía cruzar el río, sino que además era mucho más amplio, podian pasar camiones pesados y peatones, de noche estaba iluminado y además podía soportar tuberías de agua u otros que se necesitaran.

 

El alcalde estaba muy contento y la agradeció al ingeniero, quien le contestó que el estaba satisfecho también pero que debía seguir su camino hacia otras ciudades pues tenía otros encargos que cumplir. Así que al día siguiente el ingeniero se marchó dejando atrás su gran puente.

 

Y así pasaron varios meses hasta que un día el alcalde se dió cuenta que sería buena idea que el ferrocarril aprovechara el puente para pasar al otro lado y no tener que dar un gran rodeo como lo hacía en ese momento. De esa forma la ciudad podría tener mas tráfico de mercancías en menos tiempo. Justo en ese momento se dio cuenta que la ciudad no tenía una dependencia que se dedicara a eso. No habia ingenieros ni constructores dentro del gobierno y los que había en la ciudad no querían o no podían hacerse cargo de esa obra. Así que el alcalde mando a llamar al ingeniero para plantearle la necesidad. Se reunieron y acordaron que el ingeniero haría la modificación pero como el alcalde lo quería lo más rápido posible nuevamente el ingeniero no pudo hacer el papeleo y construyó al vuelo. 

 

Como resultado en unos pocas semanas el puente estaba mejorado, ahora ya podían pasar ferrocarriles por la parte de abajo de la calzada. El alcade estaba feliz.

 

Y así pasaron varios años y de vez en cuando y cada vez más seguido el alcalde pensaba en cosas que agregarle a su puente y en cada ocasión llamaba al ingeniero para que se las hiciera lo más rápido posible. Así que ese puente llegó a ser uno de los más famosos de la región, por su modernidad, utilidad y características ya tenía muchos años de haber sido construido pero estaba impecable y era el orgullo del alcalde. Un buen día, el alcalde quería agregarle otras cosas al puente por lo que nuevamente buscó al ingeniero, sin embargo, esta vez no pudo encontrarlo pues se hallaba fuera del país y regresaría hasta varias semanas después. En ese momento el alcalde se dio cuenta que no había nadie más que pudiera o quisiera hacerse cargo de modificar el puente pues si bien había sido construido con tecnologías conocidas, no todos los ingenieros de la ciudad las dominaban y la mayoría le sugerían al alcalde mejor demolerlo y hacer uno nuevo basado en tecnologías que ellos si conocían bien. El alcalde también se dio cuenta de que debido a su constante presión por terminar no había permitido que se dejaran planos, cálculos, etc. por lo que era aun más difícil que alguien se hiciera cargo.

 

Preocupado, uno de sus consejeros le sugirió que llamara a otro eminente experto en construcciones a gran escala para que le ayudar a resolver ese problema. Así que a la ciudad llegó uno de los mejores consultores que había en el país. Revisando toda la obra ya construida quedó maravillado de lo bien que funcionaba y la utilidad que le daba a la ciudad lo que le comentó al alcalde diciéndole que en efecto el ingeniero que lo había construido había hecho un gran trabajo. Al preguntar el tiempo que llevó construirlo quedó todavía más sorprendido "¿Pero cómo? Si tan solo el cálculo y los planos se llevan una cuarta parte de ese tiempo", le dijo al alcalde y este respondió "Sí, pero es que nos urgía y el ingeniero no hizo papeles". Entonces el asesor comprendió el problema.

 

Después de unas  semanas el ingeniero regresó y se entrevistó con el asesor y el alcalde. El asesor hizo algunas recomendaciones para que el alcalde resolviera el problema de que no había nadie más que pudiera o quisiera moverle algo al puente . Sus sugerencias fueron cambiar la cimientos del puente por otros más fuertes y que no requerían mantenimiento. Cambiar el sistema de tensores para que quedaran reforzados de manera que si se rompía uno, los demás seguían soportando y que se hicieran los planos que faltaban. El ingeniero estuvo de acuerdo y muy contento de que por fin alguien tomara en cuenta esos puntos.

 

Así que inició el proyecto, esta vez primero se hicieron planos, dibujos, esquemas, etc. se probaron y se validaron y poco a poco se fueron construyendo. Esta vez la construcción se hizo a un lado del puente anterior pues se tenían que hacer pruebas de esfuerzo y muchas otras que no se habían hecho con el anterior por no interrumpir el tráfico como lo había pedido el alcalde.

 

Así pasaron varios meses y el alcalde ya estaba de nuevo inquieto pues quería que ya se terminara a lo que su asesor le explicó cual era el verdadero tiempo que requería hacer lo que se estaba construyendo.  Durante la nueva construcción, el ingeniero se obtuvo la ayuda de otro ingeniero que la ciudad contrató para que le ayudara por lo que pudo repartir de mejor manera el trabajo y avanzar con mucho más orden. Aprovechó para hacer muchas mejoras que no había podido hacer al puente anterior por falta de tiempo y manos para implementarlas.

 

Así al cabo de unos meses mas el puente estuvo terminado, de hecho la construcción había tomado una fracción del tiempo que se había requerido para el puente anterior. Durante un mes entero el puente estaba ya visible. Todos  los habitantes estaban ansiosos por probarlo ya que se veía totalmente diferente al otro, más amplio, con diseño moderno, calzadas impecables, tuberias ocultas, etc. Pero no podían usarlo, pues el ingeniero y su ayudante durante ese mes todos los días lo recorrían, a veces a pie, a veces en auto, bicicleta o camión. Jalando carretas, cargado cosas, por la calzada, por la acera, de día, de noche, etc. Al final del mes comprobaron que el puente estaba listo y que no tendría problemas para empezar a dar servicio, pero como condición, el puente anterior ya no podría usarse una vez que se abriera este pues todas las canalizaciones del anterior ya habían sido preparadas para el nuevo (electricidad, agua, ferrocarril, gas, etc.)

 

Llegó pues el gran día y se abrió el nuevo puente, quedando cerrado para siempre el anterior. Todo mundo estaba nervioso pues ya se habían acostumbrado al viejo gran puente y el nuevo les daba desconfianza, a las pocas horas el ingeniero empezó a recibir llamadas de los habitantes reportando los detalles que ellos al ser tantos podían darse cuenta más fácilmente: "En tal barandal una tuerca está floja", " En tal parte faltó pintar la raya para peatones", "En el otro puente no tenía rampa y aquí me pusieron una"..etc. A lo largo de más de un mes diariamente el ingeniero y  su ayudante recorrían el puente "corrigiendo" lo que les reportaban y poco a poco los reportes fueron disminuyendo hasta que prácticamente ya no los había.

 

Entonces, el alcalde decidió que ya era tiempo  de dar por terminado el proyecto por lo que le preguntó al ingeniero si ya no había más detalles que reparar o corregir, y como ya no había reportes el ingeniero junto el asesor le dijeron que todo estaba concluido. Sin embargo, el alcalde no era de los que confían, y decidió emitir un bando al día siguiente ordenando a todos los habitantes que hicieran sus observaciones respecto al puente para poder liberar al ingeniero de su responsabilidad. Para lo cual mandó colocar una urna en el centro de la ciudad para que los ciudadanos introdujeran sus opiniones.

 

Al día siguiente la urna estaba a reventar,  por lo que el alcalde muy ufano se la llevó al ingeniero y al entregársela le reclamó "Me dijiste que ya no tenías observaciones...¿Y estas que son?". El alcalde ya en tono molesto le pidió al ingeniero que resolviera todas lo más pronto posible. Y fue entonces cuando empezaron otras tantas semanas de revisiones. Las "observaciones" iban desde "En el otro puente no se atoraban las zapatillas y en este sí" (El puente nuevo ya tenía tragatormentas para evitar inundaciones), "No me permite cruzar" (El nuevo puente se diseñó conforme a los estándares de tránsito y tiene una limitante de altura para evitar accidentes dentro de la calzada, por cierto el habitante nunca especificó que quería cruzar con una carreta llena de botellas de PET que alcanzaban más altura que el mas alto de los traileres) y así por el estilo. De manera que todos los días el ingeniero y su ayudante recorrían por las noches el puente junto con sus cuadrillas, reparando o construyendo lo que pedían los habitantes. 

 

Pasaron nuevamenete los días y la urna ya estaba vacía y ya no recibía ninguna opinión diariamente. El alcalde preguntó al ingeniero si ya estaba todo listo a lo que éste le contesta que en efecto así es ya que la urna está vacía y todo el mundo está usando el puente sin mayor contratiempo.

 

Nuevamente desconfiado, el alcalde vuelve a emitir un bando donde vuelve a ordenar a los habitantes que verifiquen que lo que hayan pedido u observado en la urna se haya cumplido...

 

Al día siguiente...otra vez, la urna llena con comentarios. Pero en esta ocasión casi todos los habitantes solicitan "mejoras" al puente como "que le pongan de color amarillo los postes", "que le pongan un reloj a la entrada y salida para saber si vamos atrasados al trabajo", "que haya wifi", etc. Más tarde, el alcalde ya pensando en el movimiento de la ciudad cuestiona a los jefes de las empresas que generaban el mayor movimiento económico en la ciudad pues éste ha disminuido y eso le tiene preocupado.

 

Se hace una reunión y todos los jefes comienzan a explicar sus razones. "Es que con el puente nuevo no puedo pasar rápidamente mis camiones", "Es que el ferrocarril que pasa por el puente ahora es más largo que el anterior y me retrasa cuando quiero cruzar la vía" y así muchos otros, El acalde muy enojado manda a traer al ingeniero y le dice que por su culpa la ciudad ya no esta creciendo y que tiene que resolver todo lo que piden sus habitantes pues es "cabal" y le da un gran discurso político. El ingeniero trata de convencer al alcalde deque muchas de esas observaciones son nuevas y que cuando usaban el puente antiguo nunca se mencionaron y todavía durante la construcción del nuevo, se habilitó una hotline para que los habitantes pudieran llamar 24/7 y reportar cualquier cosa ya que diariamente se estaban haciendo revisiones y sin embargo no había llamadas; pero es inútil, el culpable de todo es el ingeniero, por lo que no se le tiene que pagar ni más ni menos de lo que en un principio estimó. El Asesor del alcalde coincide con el ingeniero, pues el puente se construyó de acuerdo a lo que ya se había hecho en el puente antiguo y con mejoras incluso, ahora sí hay planos cálculos y demás,  pero también es ignorado. 

 

Escoge el final:

 

El ingeniero da las gracias y se despide de la ciudad y que el alcalde se las arregle.

 

Quedarse y aguantar los deseos del alcalde y los habitantes hasta concluir en definitiva la obra. 

 

 

 

Moraleja:

 

Esta historia es sobre un puente, pero fácilmente la puedes convertir en la historia de un software, si no es que ya lo hiciste.

 

PD: 

Este cuento es de mí "autoría propia mia" al menos cítenme si la ocupan. Saludos


  • 2

#2 poliburro

poliburro

    Advanced Member

  • Administrador
  • 4.937 mensajes
  • LocationMéxico

Escrito 03 agosto 2015 - 09:46

Historia harto conocida.

 

La solución, definir de forma clara los alcances al inicio del proyecto.


  • 0

#3 Delphius

Delphius

    Advanced Member

  • Administrador
  • 5.999 mensajes
  • LocationArgentina

Escrito 04 agosto 2015 - 06:14

Que linda historia, y me imaginé en medio de la historia que se trataría de una buena analogía con el software.

Voy a compartirla por facebook si no es molestia, obviamente te llevas el crédito amigo.

 

Saludos,


  • 0

#4 cram

cram

    Advanced Member

  • Miembro Platino
  • PipPipPip
  • 824 mensajes
  • LocationMisiones, Argentina

Escrito 05 agosto 2015 - 11:17

Interesante y realista.

Conozco software que hace lo que normalmente deben hacer, pero no hay contacto con sus creadores, por lo que no es posible cambiarlos.

Para colmo, a cada cambio que se haga sobre la estructura terminada y en funcionamiento se le agrega todos los cambios que se debe hacer por ligaduras, etc.

 

Saludos.


  • 0